Primero WoS ahora DOI

La revista LETRAS marcando la diferencia en el mundo académico.

La Revista Letras cuenta ahora con un identificador único y permanente para las publicaciones electrónicas llamado DOI (Digital Object Identifier), el cual proporciona información sobre la descripción de los objetos digitales (revistas, artículos, etc.) y su localización en internet, a través de metadatos (autor, título, datos de publicación, etc.).

El DOI se asigna principalmente a artículos de revistas electrónicas, pero también a libros, capítulos de libros, actas y comunicaciones de congresos, software, vídeos, etc. También a artículos “in press”, que son aquellos  ya disponibles desde plataformas de revistas científicas online pero no incluidos todavía en un volumen. En estos casos, el DOI sirve como referencia al artículo.

¿Para qué sirve el DOI?

  • Busca y localiza un documento en la red, garantizando que siempre estará disponible.
  • Cita recursos científicos y publica documentos científicos.
  • Comparte información. Se puede navegar por diferentes artículos o publicaciones de forma transparente.

¿ Qué estructura tiene el DOI?

El DOI es un código alfanumérico que sigue la norma NISO Z39.84, DOI Syntax.

Tiene la siguiente estructura:

  • Directorio de DOI, que es siempre el mismo: http://dx.doi.org
  • Un prefijo, que identifica el editor.
  • Un sufijo, que identifica el objeto digital.
  • Los dos grupos de caracteres están separados por “/”. El sufijo puede tener una estructura flexible, que establece el gestor del DOI.

Exemplo: http://dx.doi.org/10.1000/182 

¿Qué ventajas tiene el uso del DOI en las publicaciones científicas?

  • Garantiza el acceso directo y permanente al recurso electrónico que identifica, aunque cambie su dirección en la red.
  • Aumenta la visibilidad de las publicaciones científicas, aumentando el nivel de citación, ya que permite su rápida identificación y acceso.
  • Garantiza la propiedad intelectual de un recurso electrónico, gracias a la información que lleva asociada en sus metadatos.
  • Permite la interoperabilidad con otras plataformas, repositorios o motores de búsqueda.

En definitiva, el DOI permite al personal investigador: saber qué tienen, encontrar lo que quieren, saber dónde está, y poder acceder, así como reutilizar contenidos.

Si eres editor 

  • El DOI del documento siempre debe mostrarse en forma de enlace a URL y ser enlazable.
  • Cualquier cambio que tenga el documento registrado (cambio de servidor, corrección de metadatos…) debe ser actualizado en un directorio centralizado.
  • Utilizar el DOI en las citas bibliográficas de los artículos y publicaciones que lo tengan.

 

 

Fuente: Universidad de Coruña, España

 

 

 

print
noticias