El premio fue entregado por los doctores Edith Seier y Michel Helfgott a la Dra. Roxana López , quien acudió en representación de la ganadora.

La Tesis de Jhelly Pérez Núñez fue reconocida como la mejor en el área de ciencias matemáticas, por el concurso que busca reconocer a las mujeres investigadoras en la universidades nacionales.

Melissa Cotrina también obtuvo mención honrosa. El premio fue entregado a su asesora, Emma Cambillo, quien fue en su representación.

El premio Sofía Kovalévskaia no se realizaba en Perú desde hace más de 20 años y, esta vez, Jhelly Pérez, egresada de la Facultad de Ciencias Matemáticas (FCM) de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, se galardonó por su tesis de pregrado “Dinámica del control biológico basado en un modelo de cadena alimenticia con tres niveles tróficos”.

De la misma manera, Melissa Cotrina Salas, también de la FCM, obtuvo la mención honrosa con su tesis “Modelo de clases latentes multinivel aplicado a un caso”. Recibió igual reconocimiento Vilma Romero Romero, de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).

Vilma Romero se llevó una de las menciones honrosas.

La ganadora obtuvo mil dólares y las menciones honrosas, doscientos cincuenta. Edith Seier y Michel Helfgott fueron los encargados de entregar los Diplomas en nombre de la Fundación Sofía Kovalévskaia.

La Fundación Sofía Kovalévskaia, de los EE.UU., y el grupo “Mujeres Peruanas en Ciencias Matemáticas” hicieron entrega de este reconocimiento en el marco del III Encuentro Nacional de Mujeres Peruanas en Ciencias Matemáticas. La ceremonia se llevó a cabo el 8 de marzo en el auditorio Pedro Humberto Rivera de la FCM. Y, al finalizar, dieron a conocer que en el 2019 se otorgará el premio a la investigadora senior destacada del Perú.

El Comité organizador del premio en el Perú estuvo integrado por la Dra. Roxana López Cruz, María del Pilar Álvarez Rivas, Alicia Riojas Cañari, Emma Cambillo Moyano, Yolanda Santiago Ayala y Jenny Carbajal Licas.

Sobre Sofía Kovalévskaia (1850-1891)

Matemática y escritora Rusa, también fue defensora de los derechos de la mujer y militante del socialismo. En su época, las universidades de Rusia y Europa estaban cerradas a las mujeres, el Politécnico de Zúrich fue una excepción, y fue ella la primera mujer en conquistar un puesto académico en una universidad, la primera matemática profesional y la primera mujer integrante de un cuerpo editorial en una revista científica, el Acta Matemática.

 

 

Fuente: Noticias UNMSM

print

noticias