El mayor del clan Parra, creador de la antipoesía, era el poeta vivo más importante de la lengua. Su libro Poemas y antipoemas, de 1954, marcaron un quiebre con la tradición del continente.

El mayor de nueve hermanos artistas, entre ellos la cantautora folclórica Violeta Parra, nació en San Fabián de Alico el 5 de septiembre de 1914. Estudió física en el Instituto Pedagógico de Chile, y después en Estados Unidos y también en Reino Unido, donde cursó un doctorado en Cosmología en Oxford.

Hace más 60 años revolucionó el mundo de la literatura con Poemas y Antipoemas, los cuales marcaron un quiebre en la tradición del continente. Según lo que decia Parra, la “antipoesía” es la poesía de lo cotidiano, algo que dejó claro en 1954 cuando proclamó que “durante 50 años la poesía ha sido el paraíso del tonto solemne”.

Cabe destacar que entre los reconocimientos que recibió durante sus más de 100 años de vida, están el Premio Nacional de Literatura (1969), el Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo (1997) y en 2011 recibió el Premio Miguel de Cervantes.

Una de las últimas apariciones públicas de Parra fue en el 2014, cuando aceptó la visita de la presidenta Michelle Bachelet en su domicilio en el balneario de Las Cruces, en el marco de la celebración de su cumpleaños número 100.

Llevaba retirado más de dos decadas en Las Cruces. Asimismo llegaron a visitarlo escritores, políticos, académicos y estudiantes.  Y sobre todo admiradores, muchos de ellos llegaron a su hogar en calle Lincoln 113.

Aún se desconocen los verdaderos motivos de su deceso, sin embargo, los primeros reportes indican que habría muerto debido a problemas de salud.

Pasadas las 10:00 horas de esta mañana, una carroza fúnebre llegó hasta su casa, ratificando que el antipoeta había fallecido.

print
noticias