La Central Asháninka del Río Ene – CARE, organización indígena que representa a 18 comunidades y 33 anexos de las comunidades asháninkas de toda la cuenca del rio Ene pertenecientes a los distritos de Río Tambo, Mazamari y Pangoa, provincia de Satipo, departamento de Junín fue creada en 1994 con la intensión de centrar estrategias en la pacificación, repoblamiento y normalización de la vida en las comunidades durante el conflicto armado interno que vivió nuestro país.
Pasado el proceso de violencia la CARE empieza a generar propuestas para la reconversión y orientación de políticas públicas e iniciativas de desarrollo en la zona del río Ene con miras tanto a una mejora en su eficacia como en su legitimidad. De esta manera la CARE busca plasmar las carencias y necesidades de la población asháninka a partir de cinco ejes temáticos: territorio, seguridad, economía, salud y educación.
Así se empiezan a realizar diversos estudios, los cuales evidenciaron que la población asháninka de la cuenca del Ene sigue siendo excluida, marginada e ignorada tanto por la opinión pública nacional, así como por el Estado. Así lo demuestra el bajo nivel educativo y las insuficientes políticas sanitarias.
En educación, los resultados de la ECE posicionan a la población de la cuenca en los últimos lugares a nivel regional y en uno de los más bajos niveles a nivel nacional. Los resultados en el nivel de primaria indican que la gran mayoría del alumnado no logra comprender lo que lee, principalmente en las comunidades donde se tiene como lengua materna el asháninka, como resultado tenemos a alumnos y alumnas que llegan a secundaria solo dibujando las letras, sin comprender lo que se imparte en el colegio y mucho menos comprendiendo lecturas. También encontramos a niños y niñas con atraso y extraedad, consecuencia de la pobreza que se vive en sus familias.
Así se evidencia que los niños, niñas y adolescentes de las comunidades asháninkas sufren un mayor nivel de exclusión de una educación de calidad con relación a la población no asháninka, generando desigualdades de acceso y calidad.
Conocedora de esta realidad, la CARE asume la responsabilidad de buscar estrategias para mejorar la calidad educativa en toda la cuenca. Dentro de sus estrategias, realiza el convenio con la DRE Junín, donde buscan posicionar los colegios de nivel secundaria de las CC.NN. de Quempiri y Potsoteni, a través de profesionales más capacitadores e innovadoras prácticas pedagógicas; además se busca elevar el nivel académico del alumnado impulsando la mejora en la infraestructura de los albergues de dichas comunidades, así como el reforzamiento en la educación a través de la ampliación del conocimiento y el fortalecimiento de la autoestima de los adolescentes, así como la promoción de la lectura analítica y comprensiva, y el juego para crear adolescentes con opiniones reflexivas y positivas para que puedan contribuir con el desarrollo de su comunidad.

2. Objetivo
Objetivo general
• Promover y contribuir experiencias profesionales que ayuden a cerrar las brechas de exclusión de la población asháninka a través de propuestas para tener una mejor calidad educativa intercultural
Objetivos específicos
• Caracterizar la situación de desigualdad en el acceso y la calidad de enseñanza que viven los niños, niñas y adolescentes de las comunidades asháninkas del río Ene.
• Generar un espacio de reflexión y debate sobre las necesidades y demandas que tiene la población asháninkas de la cuenca del Ene respecto a educación.
• Presentar las experiencias docentes de los colegios pilotos de las CCNN de Quempiri y Potsoteni.

 

print
noticias