Facultad de Letras y Ciencias Humanas

Decanato

Se pone en conocimiento de la comunidad académica de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas lo siguiente:

  • En los últimos días se han iniciado las labores preliminares para la construcción del nuevo pabellón de nuestra Facultad
  • Para ello, se está procediendo a remover los árboles ubicados en el jardín interior de la Facultad
  • Los responsables de la construcción, contando con la asesoría especializada de biólogos, han asumido el compromiso de volver a sembrar dichos árboles, con la excepción de aquellos que han sufrido un deterioro irreversible por acción de los hongos y el paso del tiempo.
  • Una vez concluida la construcción del nuevo edificio, han asumido también el compromiso de recuperar áreas verdes para la Facultad.
  • El proyecto del nuevo pabellón fue elaborado y aprobado por las gestiones anteriores de la Facultad y del Rectorado.
  • La coordinación de la obra está a cargo de la oficina de Infraestructura dependiente del Rectorado, no de la Facultad.
  • La obra es financiada con recursos asignados por la administración central de la Universidad.
  • La actual gestión de la Facultad no ha tenido ninguna participación en el diseño de la obra que se está comenzando a ejecutar.
  • Al iniciarse la actual gestión, se recibió la información sobre las características de esta obra. Se realizaron gestiones en busca de modificar su diseño y en especial su ubicación, pero se comunicó que ello resultaba inviable, pues la Universidad había asumido ya compromisos económicos y legales que impedían cualquier modificación del proyecto ya aprobado, dado que ello significaría un serio perjuicio económico para la Universidad.
  • La actual gestión solo podrá intervenir en el uso futuro que se dará al nuevo edificio, y en las fases posteriores pendientes del proyecto, que incluyen la remodelación de los edificios ya existentes y el equipamiento de la Facultad.
  • A criterio de la actual gestión, esas actividades eran las prioritarias y debieron ejecutarse con anterioridad a la construcción de un nuevo edificio. El equipamiento de la Facultad, en especial, resultaría clave para dar el salto en calidad educativa y producción de conocimientos que nuestra Facultad, la Universidad de San Marcos y el país requieren con urgencia.
  • Los responsables de la construcción se han comprometido a ejecutar todas las medidas de mitigación necesarias para minimizar cualquier problema de contaminación, y en especial de contaminación sonora, en la Facultad.

Ciudad Universitaria, 17 de noviembre de 2016

print

noticias